Lápiz, Tinta, Sangre...

Mis letras, mis signos difusos, mi alma escindida de si misma...

lunes, 27 de octubre de 2008

Jehová,
Buda,
Alá,
Maleiwa,
Jesús,
Cualquiera sea tu nombre
vuelve tu mirada
a las calles de Beirut
teñidas de sangre
No estampes tu firma
a favor de lo aliados
¡No lo hagas!
por los capullos deshojados
de Sabra y Chatila
allá donde los querubines los despojaron de alas
desgarrando sus espaldas
En sus ojos balas
en su corazón calibre
La inocencia fusil en mano
planea la coartada
con las lágrimas vestidas
de camuflaje
En el desconcierto
Fraguan sórdida las pasiones
Que sólo las dudas
Pueden explicar

Inventario

Tengo unos ojos tristes
Tres estrellas de mar
Una botella de sangría
y un amante con tres lunares magnéticos
Un duende feliz
Una cartelera de sueños
y unos rostros amigos que sólo hablan de fútbol
Tengo unos cuantos libros a medio leer
Un poemario inédito
y un a colección de amores platónicos
Tengo ironías siempre dispuestas
y la discografía de Silvio Rodríguez
Tengo distancias
Varias ausencias
Ensenada de recuerdos censurados
Tengo un Dios
Que me vigila
y un ángel d la guarda cansado y estresado
Soy el perro debajo de la mesa
El que espera las migajas de cariño
que precipitas a tierra
el que sigue rendido a tus pies
dispuesto a obedecerte
Soy ese que recibe el punta pie
y aún así mueve la cola cuando te ve
Ése..
que no busca otro amo
por serte fiel.

Sinuosa

Sus pechos firmes sobre colores de piel
Escarcha y fuego sobre sus pezones
De almíbar sus labios
ambrosía del alma
En sus cabellos juegan las elipses cósmicas
Con sus nimbos
Azules
Verdes
Plateados
de fulgores y alboradas
No tiene fronteras
ni cronos
solo estelas
Ella lleva en sus brazos el día y la noche
y los mece con su aliento
Su lozano vientre cargado de vida
Su sombra es brillo de luna
Sangre eterna que fluye
Pincelada del creador que nace del polen del universo
Y a diario muere reencarnando esperanza
Dejando huellas entre sus piernas dispuestas a mas vida
Teme…
Si te encuentro desarmado
Voy a llevarte cautivo
No habrá leyes ni sortilegios
Que te libren de mis besos
Huye…
Si te atrapo
Beberás del elixir
Del clímax y la locura.
(A Oscar L Tirado)

Tu piel
Casi se funde en la transparencia
De no ser por tus labios y ojos oscuros
Serías imperceptible
Aunque tu voz acaricie la acústica
Y tus gestos enmarquen el silencio
Eres roca vestida de seda
Disparando ironías